Rincón Místico

¿CÓMO SE COMUNICA UN MEDIUM?

Por: Joss Garzón

Muchas personas tienen la idea de las películas, en que un médium de pronto recibe la presencia de un alma que anda vagando, o a la que se le invoca, y que posteriormente entra al cuerpo de ese médium y éste se pone en trance con los ojos en blanco y hablando con la voz de la misma persona que falleció, o inclusive que vamos a experimentar movimientos de muebles y objetos mientras estamos en una “sesión espiritista”.

Lo anterior no es más que una imagen que las películas, exageradamente, nos transmiten para hacer más “terrorífica” la escena y así crearnos miedo y pensar que los médiums pueden tener ‘super poderes’, o que inclusive, son seres malignos que hacen pactos con la oscuridad, lo cual es totalmente errado y ajeno a la realidad.

Si bien es cierto que un alma que ya trascendió busca un canal (médium) para comunicarse con los suyos; con los seres queridos que aún siguen en este plano terrenal, nada de lo anterior es cierto, pues aún cuando una persona puede ser ese canal para recibir mensajes del alma que ya no pertenece al mundo físico, no se pone en trance, ni cambia su voz para expresarse, sino que recibe los mensajes por alguno de los métodos que ya he señalado en publicaciones anteriores (clarisentencia, clariaudiencia, clarividencia, claricogniscencia, etc.) y esto se explica de la siguiente manera:

El ser humano, en su nivel energético se compone de 7 cuerpos áuricos (ver imagen) y cada uno tiene funciones diferentes. El cuerpo astral es el campo de nuestro sistema energético que registra los rasgos de nuestro carácter, sentimientos y emociones. Este cuerpo se encarga también de expandir nuestra conciencia, y, por lo tanto, de abrirse a las energías que nos rodean. Es desde este cuerpo, que nuestra alma se conecta con otras para poder recibir mensajes y ser ese canal de conexión entre el mundo espiritual, energético y físico.

Al carecer de un cuerpo tangible, un alma que quiere hacer contacto con el mundo terrenal, al buscar ese canal se encuentra con el cuerpo astral de aquella persona que le “da entrada” por ese medio para poder comunicarse con los humanos.

Esto no sólo ocurre con las almas de quienes algún día caminaron por la tierra, sino con aquellas entidades espirituales y energéticas, como ángeles, maestros ascendidos y toda aquella energía no perceptible a nuestra vista. Es por esta razón, que hay a quienes más se nos facilita el contacto con el “más allá”, que no es sino otro plano de existencia; algunas personas, en especial quienes tienen como propósito de vida ser ese medio de contacto, no tienen que hacer esfuerzo mayor para abrir su cuerpo astral, pues tarde o temprano, puede ser que sin proponérselo, empiecen a recibir esa comunicación. Hay otros que, por mera curiosidad, por falta de fe en ellos mismos, o por escepticismo, -entre otras razones-, lo tengan que desarrollar con ayuda de algún experto.

Si has tenido experiencias “extraordinarias” que aún no puedes explicarte, puede ser que estés experimentando esta maravillosa aventura de ser médium; lo importante es que no tengas miedo, pues puedes ser que estés empezando a descubrir tu misión de vida.

Bendiciones angelicales.

Sígueme y contáctame en:

Twitter: https://twitter.com/JGJossGarzon

Facebook: https://www.facebook.com/JGJossGarzon/#

Web: www.jossgarzon.weebly.com

Whatsapp: (+1 52) 5521297199